viernes, noviembre 03, 2006

Señor Michael Moore

He de afirmar que me encantó tu documental ganador de un Oscar Bowling for Columbine y tu libro Estúpidos Hombre Blancos donde tu ironía llega a su máximo esplendor. De tus siguientes contribuciones, tanto cinematográficas como literarias he de decirte que era mejor no haberlas sacado a la luz.

Te han criticado de demagogo, cosa que deberás aceptar. Perdí tu pista hace tiempo porque me decepcionaste, pero no te preocupes ya lo superé. Nunca he criticado tu estilo pobre, fantoche y estúpido. En eso te pareces a tu compadre Dan Brown, debe ser que los americanos no tienen estilo.

Al cabo de unos años, me armé de valor y decidí seguirte la pista, siempre me ha gustado observar, pero llegué a algo a lo que no puedo soportar. Se trata del capítulo número 10: “Alemania todavía no ha pagado por sus pecados… y yo pienso pasar a cobrar” de tu libro, si se puede llamar así, ¡Todos a la Calle! En este capítulo hablas de la II Guerra Mundial y sugieres asesinar en masa a todos los Alemanes, ¿estás loco? Ah, si se me olvidaba que eres estadounidense. Te quejas de que el nivel de vida alemán sea muy superior al de tu país, y en vez de investigar cómo han llegado a esta plenitud, los críticas y dices que ellos deben ser los que vivan en la pobreza en los barrios marginales de tu ciudad.

Según tus datos, Alemania ha repartido más de 68.000 millones de dólares en pagos de “restitución” y dices que son demasiado pocos, seguramente lo sea no digo que no pero todavía estoy esperando a que tu país indemnice a las víctimas de Afganistán e Irak, cosa que parece que no va a ocurrir.

Dices que en Florida conviven miles de alemanes, junto con judíos, negros, cubanos,… y alegas que se debe tomar revancha, que los alemanes deben ser aniquilados en masa pagando por sus pecados. En vez de abrir viejas heridas, mira como han conseguido llegar a convivir en paz diferentes culturas, enemigas en otro tiempo.

También lo que me llama la atención es que en el siguiente capítulo (si, he leído más de un capítulo de tu libro y me siento avergonzado), hablas de las amenazas de muerte que recibió el expresidente de la Casa Blanca Bill Clinton y arengas para no matarle, por muy mal que lo haya hecho. ¿A los alemanes que ni siquiera vivieron de cerca el genocidio nazi los mandas a la hoguera y al presidente al que tanto criticas lo defiendes? Mira tío deja de drogarte.

Que conste que yo no apoyo un régimen nazi ni nada por el estilo, es más, creo que los alemanes y no alemanes que cometieron y cometen asesinatos, violaciones y vejaciones de algún tipo deben pagar por ello. Pero no estoy a favor de matar a nadie y menos sin causa alguna como tú, pacifista confeso, disparas en tu asqueroso libro.

Mr. Moore sin más preámbulos y lo más discretamente que su señoría pueda, váyase a tomar por culo.

2 comentarios:

demencial dijo...

Acabo de enviarle este texto a Michel Moore, por supuesto escrito en castellano, que se moleste en traducirlo.

Si quereis enviarle vuestra opinión hacedlo en mike@michaelmoore.com, supongo que lo leerá.

Saludos.

quiero ir a alemania!!!! dijo...

alaaaaaaaaaa pues que guay voy a enviarle algo al tio este.
sinceramente yo no he leido nada de el pero con leer tu articulo me basta, no me gusta michael!!!
saludos